¡BIENVENIDOS!

Estimados amigos:
Actualmente las nuevas tecnologías de la comunicación, nos brindan la posibilidad de hacer oír nuestras voces, nuestras inquitudes y opiniones personales, compartir visiones y puntos de vista con quienes en el mundo entero también desean compartir las suyas. Leer, escuchar e interactuar con otros seres humanos distantes o cercanos en cualquier punto del planeta. Esto es algo que personas como yo, pertenecientes a otra generación, nunca soñamos que fuera posible. Ser protagonistas y partícipes activos de nuestra sociedad mundial, sociedad que por otro lado se presenta en crisis, es una oportunidad insoslayable para aprender, enriquecernos y crecer. Esa es la idea de este blog. Gracias por pasar por mi humilde y virtual espacio. Si hay algo aquí, por minúsculo que sea, que pueda serles de utilidad, la pretensión de éste modesto cantor, no habrá sido en vano.

Cordialmente: ALEJANDRO REYES.

sábado, 5 de abril de 2014

ADMONICIÓN

 ADMONICIÓN (Milonga)
© Letra y música: Alejandro Reyes.

Yo te voto y con mi voto
tu pasas a ser gobierno
te comes la mejor parte
y a mí me tiras los huesos,
yo te puse donde estás
como servidor del pueblo
pero al llegar al poder
tú te olvidaste el  arreglo,
y te sumas vanidades
y te otorgas privilegios.







Los estudios que tú tienes
todos tus conocimientos
soy yo quien los he pagado
con mi trabajo y mi esfuerzo,
soñando con un mañana
de igualdad y de progreso
pero tu en cambio te ufanas
y te golpeas el pecho,
y usas esas herramientas
para trampear mis derechos.

Aprovechas mi hidalguía
y abusas de mi nobleza
y así tengo que rogarte
para pedirte una audiencia,
cuando yo reclamo esto
me rebajas, me irrespetas,
siendo que debes honrarme
con todas las reverencias,
me tratas igual que  un perro
que te hace guardia en la puerta.


Te olvidas de quien soy yo
e intercambias los papeles
si tu tienes el poder
es porque yo te lo cedo,
tu eres solo un funcionario
yo soy el jefe supremo
no te parece insolencia
tratarme como  un sirviente,
siendo que soy tu patrón
aquel que paga tu sueldo.


Pero escucha, ten cuidado,
porque todo se termina
pues existe una justicia
de los hombres por encima,
y ésta no es ciega por cierto
tiene fuego en sus pupilas
y una pluma inapelable
sobre el libro de la vida,
que no escriba tus memorias
del lado de la mentira.

© ALEJANDRO REYES.

No hay comentarios:

Publicar un comentario